jueves, 16 de septiembre de 2010

Déjame entrar, Jonh Ajvide

Una pequeña obra de arte.
Oskar, un niño solitario y triste que vive en los suburbios de Estocolmo, tiene una curiosa afición: le gusta coleccionar recortes de prensa sobre asesinatos violentos. No tiene amigos y sus compañeros de clase se mofan de él y le maltratan.
Una noche conoce a Eli, su nueva vecina, una misteriosa niña que nunca tiene frío, despide un olor extraño y suele ir acompañada de un hombre de aspecto siniestro. Oskar se siente fascinado por Eli y se hacen inseparables. Al mismo tiempo, una serie de crímenes y sucesos extraños hace sospechar a la policía local de la presencia de un asesino en serie. Nada más lejos de la realidad.

Aún recuerdo como se me pusieron los pelos de punta al acabarlo.

No se queda en una novela de terror o de misterio, es mucho más que eso. Describe con tanta claridad la soledad de Oskar, su tristeza infinita...la extraña relación que  entabla con Eli, las miserias de las personas que los rodean, la prostitución infantil, el alcoholismo...

Existe una pelicula basada en la novela, la tengo rondando por casa desde hace tiempo, pero no me he atrevido a verla...