martes, 21 de enero de 2020

Cierre temporal

Por motivos personales, me veo incapaz de seguir con el blog, al menos temporalmente.
Nos leemos!

Imagen relacionada

jueves, 9 de enero de 2020

El instituto - Stephen King


Primera lectura conjunta del año, cómo siempre con Oasis Literario. No puedo con King pero sigo apuntándome a todas sus lecturas, sigo pensando que dentro de su cerebro vive un psicópata tremendo, tiene que ser alucinante estar en su cabeza...
                 
Título: El Instituto
Título original: The Institute
Autor: Stephen King, Tito Stevie para nosotras
Editorial: Plaza&Janes
Páginas: 624
Formato: Ebook
Año de edición: 2019
En mitad de la noche en un barrio tranquilo de Minneapolis raptan a Luke Ellis, de doce años, tras haber asesinado a sus padres. Una operación que dura menos de dos minutos. Luke se despierta en la siniestra institución conocida como el Instituto, en un cuarto que se asemeja al suyo pero sin ventanas. En habitaciones parecidas hay más niños: Kalisha, Nick, George, Iris y Avery Dixon, entre otros, que comparten capacidades especiales como la telequinesia o la telepatía. Todos ellos se alojan en la Mitad Delantera de la institución. Los mayores, en cambio, se encuentran en la Mitad Trasera. Como dice Kalisha: «El que entra no sale».
La señora Sigsby, la directora, y el resto del personal se dedican a aprovecharse sin compasión del talento paranormal de los chicos. Si te portas bien te premian. Si no, el castigo es brutal. Luke se da cuenta de que las víctimas van desapareciendo y son trasladadas a la Mitad Trasera, así que se obsesiona con huir y pedir ayuda. Pero nunca nadie ha escapado del Instituto...
                                    
Por fin!!Fuegos artificiales, redoble de tambores!!! 
Años y años de aburrimiento total, cientos y cientos de páginas que habría borrado de un plumazo sin pensar, horas y horas de paseo por Maine (creo que puedo ir de visita, sin google maps y casi con los ojos cerrados)...pero, por fin, Tito Stevie lo ha conseguido, vuelve al más puro estilo King. Casi 650 páginas leídas del tirón. Os juro que no me pasaba esto con King desde..."La larga marcha", "Carrie" o "Cujo". Una maravilla.
La trama (y no, no es la trama en la que estáis pensando que os conozco) es ALUCINANTE, una mezcla estupenda y casual entre niños y adultos. La manera en que adultos son capaces de cosificar a los niños y verlos como simples herramientas para lograr su objetivo. Cómo la muerte de cientos, miles...de ellos no les afecta de ninguna manera. Y el contrapunto, adultos desconocidos que creen a la primera la historia de un Instituto escondido, con una "parte delantera" y una "parte trasera" de la que ningún niño ha vuelto, que les explica un pequeño fugitivo.
La trama...madre mía...comparable a Neal Shusterman en su magnífica "Desconexión". Usar a los niños para "un bien común", algo "bueno" para la sociedad. Quién decide que lo que hacen con esos niños es bueno? De quién es sido la idea? El primer experimento?Porque a mí me parece una aberración y ya pensaba que lo había leído todo. Tremendo.
Los personajes los borda. Adultos y niños, aunque ya sabemos que  Tito Stevie es un maestro creando personajes de niños. Desde Luke, un pequeño genio de 12 años, que le da veinte vueltas a todos adultos que lo rodean, a punto de hacer dos carreras universitarias simultaneamente, a Avery, mi favorito. El niño más pequeño en entrar al Instituto por sus alucinantes facultades mentales, sin por eso dejar de ser un niño de apenas diez años que aparenta pocos más 
de ocho, dulce, miedoso, adorable, un niños encantador que será, casualmente, el catalizador de todo lo que está a punto de pasar...Avery enamora.
Por primera vez puedo decir que un libro de King se me ha quedado corto, cortísimo.
5 estrellas, máxima puntuación, en mi Goodreads.

martes, 31 de diciembre de 2019

Bye 2019, hello 2020


El 2018 me dio un susto de muerte, nunca mejor dicho y me sirvió para reconectar de nuevo.
El 2019 ha sido puro caos, peculiar e intenso. Me ha servido para encontrarme a mi misma de nuevo y cómo me echaba de menos!!!
Y el 2020 va a ser un año de cambios. Da bastante vértigo y algo de miedo, sobretodo porque los años acabados en 0 no me gustan...pero soy Sagitario, los saltos al vacío son lo mío. O los saltos de fe...
Tengo muy claro cual va a ser la primera canción que me va a acompañar este año. Siempre Céline...aprovechando su nuevo album "Courage".

There's something shifting in the air
If I'm not mistaken
Dust is clearing everywhere
Memories awaken
My feet on the runway
It's a beautiful day
I look to the sky now
I'm finding my way
I'm flying on my own
On the wings of your love
I'm flying on my own
On the wings of your love
I'm flying on my own (on the wings of your love)
I'm flying on my own (on the wings of your love)
The warmer winds will carry me
Anywhere I want them to
If you could see what I can see
That nothing's blocking my view
I look to the sky now
It's a beautiful day
I'm flying on my own
On the wings of your love
I'm flying on my own
On the wings of your love
I'm flying on my own (on the wings of your love)
I'm flying on my own
I'm free like an eagle, soar like an eagle
Sailing the winds of change
On the winds of change
On the winds of change


domingo, 15 de diciembre de 2019

Rest in Peace, Marie Fredriksson- Surrender

Casi una semana he tardado en asimilar que la voz de Marie Fredriksson se ha apagado para siempre.
Al leer su autobiografía (tenéis la reseña aquí) tenía que haber supuesto que algo iba mal. Marie jamás hablaba de su vida privada, nunca. Apenas hay fotos de sus embarazos, con sus hijos o marido. Esa parte la guardaba muy para ella, separada del mundo real, para que no se la mancharan y proteger a los suyos. 
Resultat d'imatges de marie fredriksson
Al escribir una autobiografía, con algo de ayuda,  tenía que haberme dado cuenta que quería hacernos un último regalo, que la conociéramos a través de sus palabras, no por lo que decían los medios...una especie de despedida para sus millones de fans...


No voy a repetirme pero descubrir la voz de Marie en el tocadiscos de mi tío, a los 10 u 11 años me cambió por completo. Primero en un estribillo, que hizo que dejara el libro que estaba leyendo (me encantaba leer en la cama de mi tío mientras sonaba música) y después, con Surrender  consiguió ponerme la piel de gallina y llevarme casi a las lágrimas, sin saber qué decía la letra, sólo esa potencia de voz, esa energía, esa fuerza...



Y, desde entonces, esa voz me acompañó en la infancia, en la adolescencia, en alguna de mis primeras citas...Cuando estaba triste o cuando flotaba de alegría, Marie siempre estaba conmigo. Siempre.
Lo sigue estando. En mis Playlist de Spotify, en TODAS, siempre sale su voz...en inglés, en sueco, a solas o acompañada de Per...Y Surrender, a pesar del tiempo, sigue siendo una de mis favoritas. Olvidad las pintas que llevaba aquí, cerrad los ojos y disfrutad... 
Gracias Marie, por todo.