miércoles, 15 de septiembre de 2010

El ídolo perdido, Douglas Preston y Lincoln Child

Preston y Child se unieron para crear al personaje más carismático y misterioso  que he leído desde Sherlock Holmes: Aloysius X. L. Pendergast.

En 1986, en plena selva amazónica, un grupo de científicos encuentra la talla de un enigmático dios adorado por una tribu de salvajes. El extraño ídolo es enviado a Nueva York, donde queda olvidado en los sótanos de un enorme y antiguo museo. Poco después, los científicos son masacrados por los indígenas y todo el proyecto cae en el olvido. Sin embargo, con ocasión de una importante exposición, las sinuosas galerías y los vetustos subsuelos del museo se convierten en escenario de varios asesinatos horrendos e inexplicables...

En el club de lectura decidimos leer "Los asesinatos de Manhattan" y al darme cuenta que habían dos libros anteriores con el mismo personaje, decidí aparcalo y empezar por el primero: El ídolo perdido.

Es una novela con un ritmo frenético, leerlo es como ver una buena película de aventuras: carreras, persecuciones, muertes...fantasía en estado puro.

Lo mejor, Pendergast: un agente especial del FBI albino, con un insinuante acento del Sur (es originario de Nueva Orleans) elegante, culto y con un pasado misterioso...tan increíblemente perfecto que parece sobrenatural.

Después de leerlo no pude parar y tuve que leer los ocho libros de la saga, así que adivinaréis que me encantó.