sábado, 11 de septiembre de 2010

De abejas y brumas, Erick Setiawan

Me quito el sombrero ante este autor, desconocido en nuestro país, por haber escrito algo tan sublime.


No he podido cerrar el libro en 7 horas, hasta encontrar la palabra "Fin" impresa...está cuajado de magia, una magia que vive en los personajes, en su manera de interpretar la realidad...

La historia de dos familias con sus secretos, sus amores, sus odios, que se entrelazan a través de un amor...

Los personajes son increíbles, están trabajados hasta el mínimo detalle: Ravenna, con su orgullo, su presencia, su olor a verbena, el extraño pacto con su marido, las brumas y el frío de su cama...una madre lejana, etérea, a veces fría y distante...Y Eva, personaje magistral, celosa de su nuera hasta extremos enfermizos, con una gran dosis de malicia...todos conocemos a alguna "Eva", al menos yo, esa persona que nos va minando la moral, chinchando cada día hasta que explotas, mala y perversa hasta extremos insospechados...