miércoles, 13 de junio de 2018

Reseña: Warcross - Marie Lu (Lectura conjunta)


Hoy me atrevo con la primera reseña desde la última operación, por eso no he estado por aquí, aunque no he dejado de leer (tengo millones de reseñas pendientes) y esta vez es una Lectura Conjunta con Oasis Literario: Warcross de Marie Lu (perdonad si hay alguna falta o no me extiendo como suelo hacerlo, escribo sólo con la izquierda)

                                          
 Título: Warcross
Autora: Marie Lu
Editorial: Nocturna Ediciones
Año de edición: 2018
Número de páginas: 431
WarcrossGénero: Literatura Mágica, Ciencia Ficción
Para los millones de usuarios que se conectan en busca de adrenalina o por la euforia de experimentar un nuevo estilo de vida, Warcross es más que un juego; es una revolución. Emika Chen trabaja como cazarrecompensas rastreando a los jugadores que vulneran la ley. Y se trata de un mundo competitivo, por lo que un día asume un desafío muy arriesgado: hackear la partida inaugural de los campeonatos mundiales.
Convencida de que van a detenerla, Emika se sorprende cuando en su lugar recibe una llamada del hermético creador de Warcross con una oferta irresistible: introducirla en la próxima edición del torneo para investigar un fallo de seguridad.
En Tokio le esperan la fama y la fortuna.
Y el juego le ofrece una partida sin consecuencias...
¿Verdad?

                                               

Lo primero que tengo que decir es que la portada de la edición española es
PRECIOSA, gracias a la editorial por cambiarla y no conservar la original que es FEA como ella sola.



Lo empecé con muchísimas ganas, tenía un hype terrible, me habían explicado tantas cosas alucinantes sobre él...que me he llevado un chasco terrible.


Original...hombre, después de haber leído (y visto) Ready Player One pues Warcross se queda en un quiero y no puedo.
Los protas. Pfffffffffff....
EmikaEmi, hacker, huérfana de su querido padre, su madre los abandonó cuando era pequeña. Lo más que puedo decir es que tiene el pelo arcoiris (lo repiten como dos mil veces) y que no me interesa lo más mínimo. Es aburrida, previsible, sosa y está enamoradísima del creador de Warcross (en plan fan de Lady Gaga, con posters de él por todas partes y esas cosas).
HideoHideo Tanaka, creó Warcross con 14 años. Un niño prodigio. Serio, responsable, siempre impecable, que me da una pereza tremenda. Tiene una pinta de muermo que tira de espaldas.
El pequeño Tanaka ha encontrado un fallo en su juego y contrata a Emi para descubrirlo. Obviamente el instalove vuela por el libro. Odio cuando pasa eso y lo sabéis.
Ah! Se me olvidaba, el señor Tanaka guarda un secreto que sólo se lo contará a Emi, obviamente. Un secreto que te hace resolver el fallo del juego al momento. Te dan ganas de ir y taparle la boca al muchacho, por muy genio que sea.
CeroY el malo malísimo, Cero, el que está fastidiando el juego del señorito Tanaka. Con ayuda de más gente, claro. Emi que es muy lista, no iba a ser sólo aburrida, la mujer, lo persigue por todas partes. Esta chica puede estar tomando un baño con el Tanaka, como jugando a Warcross con los profesionales, como bajando a la Dark Zone. Es la leche. Menos mal que es muy lista y descubre la identidad de Cero casi sin pestañear. (que ya la sabía yo desde que el Tanaka abre la bocaza).
Sobre el juego, Warcross, en sí..pues si no fuera por los efectos digitales y toda la parafernalia, y si fueran subidos a escobas, podrían estar jugando a Quiddich perfectamente. No le he visto nada original o fantástico.
Eso sí, el tema de las gafas con las que ves Tokyo lleno de hologramas o las lentillas nuevas que el Tanaka regala como si fueran caramelos, son la leche.
En resumen, el libro no es un alucine, los personajes no son la bomba, el final es más que predecible, pero tendré que leer la segunda parte para saber las razones de Cero, que casi sin aparecer es mi personaje preferido, jajajaja.

Image and video hosting by TinyPic