martes, 24 de mayo de 2011

Las huellas imborrables, Camilla Läckberg

Los que no me conocéis demasiado no sabéis que la culpable de que mi género literario preferido pasara de la novela histórica a la novela negra, no fuera otra que Camilla Läckberg.

"La princesa de hielo" marcó un antes y un después en mi forma de ver a los autores escandinavos y me abrió un mundo nuevo de posibilidades de lectura.
Así que, Camilla, se convirtió en mi "autora de culto", mi preferida, como queráis llamarla...hasta que me di de morros con "Crimen en directo", libro del cual prefiero no hablar ni acordarme.

Y hace muy poquito, gracias a Montse, llegó a mis manos un magnífico libro editado por Maeva (desde aquí os doy las gracias por editar TODOS los libros de Camilla Läckberg) de 526 páginas!!! "Las huellas imborrables".

Lo cogí con miedo y dudas, después del desegaño que tuve con el anterior es comprensible ¿lo leo ya? ¿espero a leer opiniones?¿Será este el libro que hará caer a Camilla del pedestal donde la tengo elevada?
En esos momentos me encontraba yo volviendo a Escocia de la mano de mi adorado Jamie, también conocido como "machote con falda", sobre la página 1500 de "Ecos del pasado" de Diana Gabaldón y como, para que vamos a mentir, el libro se me estaba haciendo pesaaaaaaaado hasta morir, fue la excusa perfecta para empezar el nuevo de Camilla: total, si no me gusta, lo aparco y sigo con Gabaldon.
¡¡ JA!!! Y un pimiento!!! Abandoné por completo a Jamie, dejándolo enmedio de una batalla naval y batí mi propio record personal de lectura: "Las huellas imborrables" devorado en menos de 24 horas.

Con el miedo que me daba llevarme otra desilusión y me he encontrado con Camilla Läckberg en estado puro:

 

El verano llega a su fin y la escritora Erica Falck vuelve al trabajo tras la baja de maternidad. Ahora le toca a su compañero, el comisario Patrik Hedström, tomarse un tiempo libre para ocuparse de la pequeña Maja. Pero el crimen no descansa nunca, ni siquiera en la tranquila ciudad de Fjällbacka, y cuando dos adolescentes descubren el cadáver de Erik Frankel, Patrik compaginará el cuidado de su hija con su interés por el asesinato de este historiador especializado en la Segunda Guerra Mundial.
Mientras tanto, Erika hace un sorprendente hallazgo: los diarios de su madre Elsy, con quien tuvo una relación difícil, junto con una antigua medalla nazi. Pero lo más inquietante es que, poco antes de la muerte del historiador, Erika había ido a su casa para obtener más información sobre la medalla. ¿Es posible que su visita desencadenara los acontecimientos que condujeron a su muerte?


Con esta novela, Camilla vuelve a sumergirnos en los secretos familiares de Erica, la protagonista, y nos abre los ojos ante el diario de su madre, Elsy, esa madre tan lejana y fría de quien Erica siempre se ha quejado.

Además de descubrir muchos secretos (que no voy a contar aquí) tenemos una buena ración de asesinatos y unos cuantos sospechosos, todo salpicado con la dosis justa sobre el nacismo, sin hacerse pesado en ningún momento.

¿Tendrán algo que ver los nazis y los asesinatos recientes con los secretos familiares de Erica? Ahí os dejo eso....

Mi humilde conclusión: 
Libro fascinante desde la primera a la última página, no le sobra ni le falta absolutamente nada, no le cambiaría ni una coma.

"Las huellas imborrables" rivaliza sin problemas con "La princesa de hielo" y deja el listón increiblemente alto para las siguientes novelas de Läckberg.