martes, 4 de octubre de 2016

Reseña: Nosotros después de las doce - Laia Soler

El mundo está lleno de casualidades, con la de millones de libros que tenemos por leer y hemos querido leer Nosotros después de los doce en dos grupos diferentes:


Aurora vive en Valira, un pequeño pueblo situado entre montañas. No cree en los cuentos de hadas, pero sí en la magia. Al fin y al cabo, Valira debe su nombre a una reina feérica. Dice la leyenda que la sangre de las hadas aún corre por las venas de sus habitantes, que el pozo del pueblo alberga el espíritu de la reina y que el antiguo carrusel de la plaza posee poderes extraños. No, en Valira nadie se atrevería a negar la existencia de la magia. 
La víspera de San Juan, la noche más mágica del año, la mejor amiga de Aurora, Erin, regresa al pueblo después de dos años viviendo en la gran ciudad. Y con ella vuelve Teo, su hermano gemelo, cuya presencia Aurora prefiere evitar. Pero la mirada de Teo no es tal como ella la recordaba, ni su pelo, ni su sonrisa. Y cuando el más poderoso de los sentimientos asoma entre los dos, Aurora empezará a dudar de si acaso estará viviendo la segunda parte de una historia de amor olvidada o… no. 



Aurora tiene nombre de princesa, aunque no cree en cuentos de hadas ni en finales felices. Vive en un precioso pueblecito entre las montañas, Valira, rodeada de bosques y miles de leyendas.
En Valira se respira mágia, es más, el abuelo de Aurora es el dueño de un carrusel muy especial. Entre todas las figuras del carrusel, en la parte de arriba, se esconde un córcel dorado. El abuelo Dubois y Aurora comparte el secreto de esa figura, algo mágico...
Erin, la que era mejor amiga de Aurora, vuelve al pueblo a pasar el verano, antes de dar el gran salto a la vida adulta e irse a la universidad. Con ella vuelve su hermano gemelo, Teo, con el que Aurora no recuerda haber cruzado más de dos palabras. Algo raro, siendo el hermano de su mejor amiga.
Aurora tiene fama de rompe corazones, de ser fría y mantener las distancias. Teo hace todo lo posible para conquistarla y, poco a poco, se van conociendo más...aunque ella tiene la sensación de haberle conocido antes.

Este ha sido el primer libro que leo de Laia Soler, pero me han hablado maravillas de "Heima es hogar en Islandés". La forma de escribir de la autora me ha parecido fantástica, las descripciones de los bosques, de los paisajes...son preciosas, parece que estás allí realmente.
Aún así, no he conseguido conectar con los personajes, con ninguno y la trama se me ha hecho muy aburrida.
La protagonista me ha parecido insufrible, Teo muy soso y del resto de los personajes apenas se nos presentan pinceladas, incluso Erin, que parecía que tenía una buena historia detrás, se acaba quedando en algo soso y aburrido.
Probablemente esta novela está dirigida a un público más infantil porque a mi me ha sabido a poco, aún así, me quedo con este mensaje de Aurora:

Image and video hosting by TinyPic